Precarización laboral: una brecha de género económicamente inactiva

15/03/2019 | Jerónimo Ricardo Franco |

Desde una óptica transversal, la precarización laboral que enfrenta hoy en día la mujer, a través de dificultades y desventajas sociales, pone de manifiesto los roles y estereotipos de género que aún se pueden apreciar frente a un sistema que ha estado regido por estructuras fundamentalmente masculinas.

Si bien es cierto que la participación femenina tanto en los sectores público y privado ha cobrado gran relevancia en las últimas décadas para lograr una equidad de género constitutiva dentro del marco profesional, las conceptualizaciones tradicionales que giran en torno a la mujer recaen directamente en su inserción dentro del mercado laboral, es decir, esas diferencias estigmatizadas que viven en el imaginario social representan obstáculos para que ellas puedan integrarse a un empleo en igualdad de condiciones varoniles.

Es por ello que en un país como México, en donde la mayor parte de la población (tanto hombres como mujeres) sufre una “extendida precariedad laboral”, resulta todavía más complicado que las brechas de género se reduzcan cuando ellas laboran en promedio 20.5 horas semanales en el trabajo remunerado frente a 44.9 horas en el caso de los hombres, de acuerdo al Estudio Diagnóstico del Derecho al Trabajo 2018 – CONEVAL.

En dicho informe se puede constatar que solamente el 42.8% de las mujeres del país participa en el mercado laboral, principalmente en las áreas urbanas, es decir, menos de la mitad total de la población mexicana. Ante esto, podemos asumir que la población femenina afronta una serie de dificultades sociales adversas para integrarse activamente al mercado laboral en igualdad de condiciones que el hombre.

53516179_2684618321580631_8632603472883089408_oInfografía de: Secretaria de las mujeres CDMX

Aunado a lo anterior y de acuerdo a indicadores de la Encuesta Nacional de la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH 2017), a nivel nacional, el 66.1% de las mujeres ha sufrido al menos un incidente de violencia a lo largo de su vida, y el 29% sufrió de violencia económica, patrimonial o discriminación en el trabajo (en el entendido de que la violencia económica es toda acción u omisión del agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral – Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia {2007}). Esto demuestra que en pleno siglo XXI, no se han dado avances significativos en el colectivo social que promuevan la equidad de género y, a su vez, pareciera que el tema racial ha cobrado un auge discreto pero bastante inquietante en lo que respecta a este asunto.

De esta manera, una de las recomendaciones que plantea el CONEVAL para reducir esta brecha tiene que ver, entre otras cosas, con facilitar el acceso de las mujeres al servicio de guarderías o estancias infantiles, lo que aumenta la probabilidad de que las mujeres destinen un mayor número de horas al trabajo remunerado. Sin embargo, hay que recordar que hace unas semanas el Presidente Andrés Manuel López Obrador tenía la intención de desaparecer a las estancias infantiles del país mediante un recorte presupuestal por motivos de corrupción e irregularidades cometidos presuntamente por la entonces SEDESOL, pero debido a las presiones sociales y mediáticas que en su mayoría realizaron padres y madres afectadas, el mandatario señaló que siempre no, que el programa va a continuar pero que los apoyos ahora serán directos, y que se otorgarán mil 600 pesos cada dos meses para cada niño que se encuentra inscrito en este esquema, los cuales serán entregados directamente a los padres de familia, sin ningún tipo de intermediario.

Protesta_Estancias_Infantiles-1-e1549915449174-960x500Foto tomada de: Animal Político. Archivo/Cuarto oscuro.

Al respecto, independientemente de que si la estrategia que se llevará a cabo será funcional o impráctica, este es un claro ejemplo de que la mujer, en el ámbito laboral, continúa siendo considerada como “no prioridad” en cuanto a las obligaciones que el Gobierno, así como el Estado, deben ejercer de manera institucional para acortar esta brecha.

Este es un asunto que se encuentra arraigado en las leyes y doctrinas establecidas anteriormente desde una óptica masculina, lo cual derivó en estigmas y simbolismos que prevalecen en el tejido social que van dirigidos al papel de la mujer. Nos corresponde, como colectivo social, progresar y trabajar juntos sin que existan estas implicaciones laborales, ya lo dijo Poullain de la Barre: “…todo lo que se ha dicho sobre las mujeres lo han dicho los hombres, las mujeres en la historia no han hablado, hay que hablar con las mujeres…”.

| ricardo.francoza@gmail.com |

Fuentes:

Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Estudio diagnóstico del derecho al trabajo 2018. Ciudad de México: CONEVAL, 2017

Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) 2017

Redacción (GH). (2019). Programa de Estancias Infantiles va a continuar: AMLO. 17/02/2019, de El Imparcial Sitio web:

https://www.elimparcial.com/Nacional/2019/02/17/1409687-Programa-de-Estancias Infantiles-va-a-continuar-AMLO.htmlfbclid=IwAR3AgqjcjOAUqMC2EpZ7xFZHV_z5RvY5_-l02dnNwVgDw5Ls3KnkN_7deqc

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s